Transforma una tetera en un decorativo costurero

Transforma una tetera en un decorativo costurero

Recicle, dele nueva utilidad a aquellas cosas que tiene guardadas

En casa siempre tenemos un objeto de cerámica que no utilizamos, ya sea porque quedo antiguo, porque no tiene las piezas compañeras, o lo que sea. Hoy te proponemos reciclar una vieja tetera y transformarla en un objeto decorativo, que si te gusta la costura, también será de mucha utilidad.

Materiales:

Tetera de cerámica
Cartón o cartulina
Tela con diseño a elección
Pistola de pegamento caliente
Tijeras
Banda elástica
Lápiz
Vellón, guata o algodón para el relleno

Instrucciones:

Primero marcamos sobre el cartón o cartulina, la circunferencia interior de la tapa de nuestra tetera (trabajamos con una tetera, pero puedes utilizar cualquier pieza de cerámica que tenga tapa.) Luego lo pegamos con la pistola encoladora , primero en la superficie y luego colocaremos el mismo pegamento alrededor de los bordes, para asegurarnos que quede firme.
Teniendo el paso anterior procederemos a cortar la tela que hemos elegido. Es importante que la misma sea de un buen tamaño. Podemos utilizar previamente el cartón anterior como molde y dejar unos 10 centímetros extras, y recortar la tela.

Vamos a tomar una buena porción de vellón (guata o algodón) para rellenar nuestra tela, y luego la cerraremos con ayuda de una banda elástica para poder darle la forma necesaria.
Podemos darle unos puntos de costura si así lo deseamos.
Cortamos los excedentes de tela, y procedemos a pegar en la tapa. Siempre comenzando por el centro, y finalizando en los bordes, de forma prolija y cuidadosa.

Dejamos secar el pegamento, y prácticamente nuestro proyecto está terminado. Allí podremos colocar todas nuestras agujas y alfileres para que no se pierdan y estén siempre a mano.
Dentro de la tetera, colocaremos los hilos, tijeras pequeñas, crochet, dedal, etc.
Cuando coloquemos la tapa, el alfiletero quedará oculto, permitiendo utilizar la pieza como objeto de decoración.

Artículos Similares

La historia del Turrón  de Doña Pepa